Irritabilidad

Descripción problema

La tendencia a la irritabilidad se caracteriza por la dificultad para mantener el temperamento bajo control, que puede acabar resultando en irascibilidad verbal o conductas agresivas, aunque también puede permanecer como un estado psicológico no exteriorizado. Las personas con tendencia a la irritabilidad son aquéllas a las que conocemos por su “carácter”, malhumor o continuas quejas sobre casi todas las cosas.

Soluciones

Las principales soluciones son:

(1) Evaluar las consecuencias de nuestra conducta

(2) Desarrollar la empatíay la asertividad

(3) Gestionar las emociones desagradables, como el enfado, la frustración, el odio y el desprecio.

(4) Técnicas de relajación, que permiten controlar el estrés y la ansiedad. Algunas técnicas efectivas son la meditación (conciencia no focalizada y conciencia focalizada), la respiración profunda, la relajación mediante afirmaciones y visualizaciones, la relajación muscular progresiva, los estiramientos o el Yoga.

(5) Gestionar los pensamientos desagradables asociados a la irritabilidad, como por ejemplo “La culpa es de los demás” o “No me sé controlar”. Más información sobre la gestión de los pensamientos desagradables.

(6) Evitar las situaciones estresantes, como salir de casa sin tiempo o dejarlo todo para última hora.

Recursos útiles en Internet

http://www.controldelaira.com/

http://www.isabelsalama.com/t%C3%A9cnicas_de_autocontrol_emocional.htm

Temas relacionados