Aburrimiento

El aburrimiento consiste en no desear hacer lo que realmente estamos haciendo, lo cual no nos motiva, no nos gusta y no nos divierte. A veces el tiempo se eterniza y no sabemos como “matar el tiempo”.

Para salir de ese tedio necesitaremos cultivar la ilusión y la motivacióny hacer cosas que nos gusten, para lo cual es muy conveniente que me encuentre a mí mismo en las diferentes áreas de la vida, viviendo conforme a lo que soy.

Si me encuentro en una situación aburrida que no puedo cambiar por otra que me guste más, lo que sí puedo hacer es añadirle algún componente de reto que la haga más compleja de forma que tenga que usar más mis capacidades y así haya más equilibrio entre éstas y el reto al que me enfrento, como concentrarme en lo que estoy haciendo o lo que estoy presenciando o intentar hacerlo muy bien aunque sea simple. Así, por ejemplo, si hago un trabajo muy monótono, repetitivo, mecánico y pesado, puedo convertirlo en una meditación concentrativa concentrándome en esa actividad; lo mismo puedo hacer si estoy teniendo una conversación tediosa y soporífera con alguien y me concentro en lo que dice y en sus expresiones faciales y corporales, describiéndome mentalmente esas expresiones y su significado para mí, con lo cual además estoy desarrollando la empatía.

Temas relacionados: