Calidad de vida

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, calidad de vida es el “Conjunto de condiciones que contribuyen a hacer agradable y valiosa la vida”.

Sin embargo, calidad de vida puede tener diferentes significados según en qué contexto se use. A veces se utiliza como sinónimo de felicidad o bienestar, mientras que otras se utiliza como sinónimo de bienestar material (poder adquisitivo, nivel de vida) o de bienestar social (conjunto de factores que participan en la calidad de la vida de la persona y que hacen que su existencia posea todos aquellos elementos que dé lugar a la tranquilidad y satisfacción humana, incluyendo elementos tales como la renta per cápita, salud, educación o cohesión social, y que se mide por índices como el Índice de Desarrollo Humano).

Cuando los científicos usan el término calidad de vida como sinónimo de felicidad o bienestar suelen referirse a dos cosas: por un lado a la satisfacción vital (¿en qué medida estoy satisfecho con mi vida en su conjunto?) y por otro lado al bienestar emocional (¿en qué medida me siento bien la mayor parte de mi tiempo?). Ambas caras de la misma moneda son diferentes, pero están relacionadas.

Los científicos suelen medir la satisfacción vital mediante cuestionarios que preguntan al individuo sobre en qué medida está satisfecho sobre su vida en general y/o sobre las diferentes áreas de su vida en particular. El bienestar emocional suele medirse mediante preguntas sobre cómo se ha sentido recientemente o cómo se siente en ese momento (en este caso se le pregunta con cierta frecuencia a lo largo del día para hacer un promedio). Como estas respuestas son subjetivas en función de lo que cada individuo decida responder, al bienestar que es medido de esta manera se le denomina bienestar subjetivo.

Las preguntas clave:

¿Cómo mejorar la calidad de vida?

Otras