Vivir conforme a lo que somos


La segunda parte del entrenamiento de las conductas consiste en vivir conforme a lo que somos, lo que tiende a llevarnos a la autorrealización, es decir, a realizar nuestro propio potencial. Significa comportarnos de forma coherente con nuestra individualidad y nuestra esencia única e irrepetible, en la medida de lo razonable atendiendo a las circunstancias y a las consecuencias que ello pueda tener. Si lo que realmente somos, lo que realmente deseamos y lo que realmente hacemos en nuestra vida están alineados ello nos aportará satisfacción vital. Si nuestro estilo de vida está en consonancia con lo que somos, tenderemos a estar en armonía con nosotros mismos.

Encontrarnos en las diferentes áreas de nuestra vida lleva tiempo, pero es algo muy positivo para nuestra vida y nuestra felicidad. Podemos crearnos una forma de vivir en que llenamos nuestra vida de buenos momentos y experiencias gratificantes, disfrutándolos en el momento presente. Normalmente, uno no se arrepiente de lo que hace, sino de lo que no hace. Si estuviésemos a punto de morirnos, ¿qué desearíamos haber hecho que todavía no hemos hecho? Podemos ser coherente con la respuesta que demos a esa pregunta e intentar vivir como si nos quedasen pocos meses de vida.

Para vivir conforme a lo que somos nos conviene, entre otras cosas: